Cuidados en el hogar para el VIHen losniños

¿Qué es el VIH?

El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que causa el SIDA, que es la enfermedad avanzada del VIH. La infección por VIH puede hacer que el sistema inmunitario del cuerpo no luche contra las infecciones tan bien como debería. Los niños con VIH necesitan más cuidados para mantenerse sanos.

¿Cómo puede mantener sano a su hijo con VIH?

Hoy en día, existen muchos medicamentos para suprimir o controlar el VIH. No se puede curar la infección por VIH con estos medicamentos, pero se puede mantener el virus bajo control e indetectable durante décadas. Una de las mejores maneras de mantener a su hijo sano es asegurarse de que use estos medicamentos según las indicaciones del proveedor de atención médica. 

Otras ideas útiles son las que usaría con cualquier otro niño, como enseñarle las técnicas adecuadas para lavarse las manos. Tener las manos limpias ayuda a evitar que su hijo se resfríe y desarrolle otras enfermedades. Enséñele a lavarse las manos minuciosamente desde una edad temprana.

Mantener hábitos saludables previene enfermedades. Estos son otros consejos para conservar la salud de su hijo:

Alimentación

Ayude a su hijo a comer alimentos nutritivos. Le aportarán a su hijo la energía y el apoyo al sistema inmunitario que necesita para mantenerse sano:

  • Dele a su hijo tres comidas balanceadas al día y refrigerios saludables. Si tiene dudas sobre la elección de alimentos saludables para su hijo, pregunte al proveedor de atención médica del niño o a un nutricionista.

  • El nutricionista también puede ayudar si su hijo tiene problemas especiales de alimentación o para comer, como llagas en la boca, que causan dolor cuando come.

  • También es bueno conocer las posibles interacciones de los alimentos con los medicamentos del niño.

Cuidado de la piel

Cuando el niño tiene un corte o una llaga, la piel queda abierta a los gérmenes y puede infectarse. Cuidar bien la piel de su hijo permite prevenir infecciones y mantenerlo sano. Tenga en cuenta lo siguiente para cuidar la piel de su hijo:

  • Evite lesiones, como cortes y raspaduras. Si tiene lesiones menores, límpielas y aplique una pomada antibiótica. Cubra la lesión ligeramente con un apósito para evitar que se infecte. Use guantes para evitar el contacto con la sangre de su hijo mientras atiende la herida.

  • Para mantener la piel limpia, lávela a diario con agua y un jabón suave. 

  • Aplique una crema humectante a diario sobre las zonas secas de la piel para mantenerlas sanas.

  • Hable con el proveedor de atención médica de su hijo de inmediato si nota un sarpullido, una llaga o un corte inusual o si un corte no cicatriza con normalidad. Su hijo puede necesitar un tratamiento adicional si tiene dermatitis del pañal o manchas blancas en la boca.

  • Hable con el equipo de atención médica del niño si tiene preguntas o inquietudes específicas acerca del cuidado de la piel de su hijo.

  • Aplíquele protector solar y repelente de insectos siempre quejuegue al aire libre con la piel descubierta.

Descanso y relajación

Es más probable que el niño se enferme si está cansado y estresado. Tenga en cuenta lo siguiente para que su hijo descanse y se relaje como corresponde:

  • Jugar con regularidad es importante para su hijo.

  • Planifique los periodos de descanso y establezca un horario regular para que el niño se vaya a dormir.

  • Asegúrese de que duerma ocho horas como mínimo todas las noches.

  • Si el niño se ve preocupado o molesto, hable con un consejero, un trabajador social o un capellán.

  • Si tiene preguntas específicas sobre las necesidades de descanso y sueño de su hijo, hable con el equipo de atención médica del niño.

  • Tenga cuidado si permite que su hijo tenga mascotas o entre en contacto con las mascotas de otras personas. Nunca se debe dejar a un niño con animales sin supervisión. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre cualquier mascota que ya tenga o antes de llevar una mascota nueva a casa.

Medicamentos

Tenga en cuenta lo siguiente para asegurarse de cubrir las necesidades de medicamentos de su hijo:

  • Su hijo debe tomar los medicamentos exactamente como se lo indicaron. Los pastilleros pueden ser muy útiles para recordar tomarlos.

  • Tenga en claro qué cantidad de cada medicamento debe dar a su hijo. No tema hacer preguntas si esto le resulta confuso.

  • Planifique de antemano cuándo necesitará más medicamentos. No deje que se le acaben los medicamentos. Olvidar u omitir dosis puede provocar que el virus se vuelva resistente a los medicamentos del niño. 

  • Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre las vacunas de rutina recomendadas para el niño, así como para la familia y los otros miembros del núcleo familiar.

  • Si tiene preguntas sobre los medicamentos o problemas para que el niño los tome, hable con el equipo de atención médica de su hijo.

  • Consulte con el proveedor de atención médica del niño antes de que su hijo tome medicamentos nuevos o deje de tomar otros.

¿Cómo se puede prevenir la propagación del VIH?

El VIH puede transmitirse de persona a persona cuando hay contacto con sangre o líquidos del cuerpo infectados (líquido rectal, leche materna, semen y flujo vaginal). El riesgodisminuye a un nivel muy bajo si la persona con VIH toma los medicamentos contra el VIH y tiene una carga viral indetectable durante al menos los últimos seis meses.

  • El VIH puede transmitirse de las siguientes maneras:

    • Durante las relaciones sexuales con una persona portadora del VIH

    • Al compartir agujas para drogas

    • A los bebés de madres que son portadoras del VIH

    • A los bebés que se amamantan de una madre infectada por el VIH

    • A las personas que reciben sangre o derivados de la sangre que no se analizaron y contienen el VIH

    • Cuando una persona no infectada que tiene una herida abierta (membrana mucosa, tejido dañado) o un rasguño entra en contacto con la sangre o los líquidos del cuerpo (líquido rectal, flujo vaginal, leche materna, semen) de una persona infectada 

  • El VIH no puede transmitirse de las siguientes maneras:

    • Al abrazar a una persona con VIH

    • Al nadar en piscinas públicas o al usar bañeras de hidromasaje

    • Al compartir una bebida del mismo vaso

    • Al compartir el baño

    • Al ir a la escuela

    • Al tener contacto con la saliva, la orina o las lágrimas de una persona, a menos que haya sangre visible en estos líquidos

¿Cómo cuido a un niño con VIH?

Debe tener las precauciones universales para todo contacto con sangre, ya sea que su hijo esté infectado con el VIH o no. Estas son algunas precauciones:

  • Usar guantes de látex o de vinilo cuando deba tocar la sangre y los líquidos del cuerpo de la persona infectada por el VIH.

  • Si se derrama sangre o líquidos del cuerpo, límpielos con una mezcla de lejía y agua. Mezcle 1/4 de taza de lejía con 2 tazas de agua.

  • Lave la ropa manchada de sangre y líquidos del cuerpo con agua jabonosa. Para sacar las manchas, se puede utilizar lejía o blanqueador sin cloro. Los elementos que no puedan lavarse deben colocarse en una bolsa de plástico y tirarse a la basura.

  • No comparta afeitadoras ni cepillos de dientes con una persona infectada por el VIH.

Si su hijo tiene VIH, puede prevenir la transmisión del virus enseñándole algunas reglas básicas, por ejemplo, cómo controlar un sangrado de la nariz o un corte:

  • Indique a su hijo que debe tener un pañuelo limpio.

  • Cubra con firmeza el corte con el pañuelo. 

  • No permita que nadie toque la sangre con las manos descubiertas. 

¿Cuándo debo llevar a mi hijo con el proveedor de atención médica?

Acudir a las citas de atención médica de su hijo es muy importante. También debe saber en qué casos llevarlo para que lo atiendan si está enfermo. Debe llevar al niño al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique el proveedor de atención médica de su hijo

  • Tiene falta de aire o tos

  • Tiene cambios en la evacuación

  • Tiene un sarpullido, incluida la dermatitis del pañal, llagas en la piel o en la boca, o manchas blancas en la boca

  • Tiene cambios de comportamiento

  • Tiene sangrados o moretones sin motivos conocidos

  • Tiene un dolor intenso

  • Tiene dolor de oído o secreción de líquido del oído

  • Tuvo contacto con una persona con una enfermedad contagiosa (en especial, varicela)

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener más información.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.